Filtrar por

Categorías

Marca



Hay 48 productos.

Mostrando 1-24 de 48 artículo(s)

Filtros activos

Mostrando 1-24 de 48 artículo(s)

Los articuladores se definen como un aparato mecánico que representa las articulaciones temporomandibulares y componentes de los maxilares al que pueden incorporarse modelos del maxilar y de la mandíbula para simular el movimiento de estos últimos.

Los articuladores recrean, aunque no duplican, todos los movimientos mandibulares bordeantes, de modo que su función primaria es actuar como si fuera un paciente en ausencia del mismo, reproduciendo la dinámica mandibular a nivel condíleo y su relación con las arcadas dentarias y el macizo cráneo-facial.

A pesar de que la boca del paciente sea el mejor articulador, estos dispositivos mecánicos ofrecen muchas ventajas sobre la boca para el desarrollo de la oclusión, entre otras:

Los modelos bien montados permiten ser observados desde las caras linguales y con ello detectar posibles interferencias oclusales que en boca serían difíciles de identificar.
La cooperación del paciente deja de ser un factor crítico una vez obtenidos los registros requeridos para programar el articulador.
Se evita la molestia que supone la saliva, lengua y carrillos del paciente, lo que simplifica los procedimientos de diagnóstico (incluyendo los encerados), planificación y ajuste oclusal (Winkler 1982).
En prótesis fija permiten una correcta reconstrucción de las superficies oclusales; en prótesis parcial removible son útiles para un correcto montaje de dientes artificiales y en prótesis completa su uso es imprescindible para conseguir una oclusión balanceada bilateral (Suárez 1999; Departamento de Prótesis Bucofacial U.C.M 2002).

Los requisitos mínimos que se exigen a un articulador son los siguientes:
Debe conservar con precisión la relación horizontal y vertical de los modelos del paciente, lo que conlleva la necesidad de que el articulador cuente con un dispositivo de fijación de relación céntrica.
Los modelos del paciente podrán además retirarse con facilidad y colocarse sobre el articulador sin perder dicha relación correcta horizontal y vertical.
El articulador tendrá un vástago para la guía incisal con un torque positivo que pueda ajustarse y calibrarse. Esto permite al dentista y al técnico del laboratorio controlar la dimensión vertical del paciente.
Permitirá hacer coincidir su eje de apertura-cierre con el eje de bisagra terminal y reproducir los movimientos bordeantes mandibulares.
Debe aceptar la transferencia de un arco facial utilizando un punto de referencia anterior. Esto hará posible introducir cambios menores en la dimensión vertical del paciente sin apenas modificar la posición de céntrica. Además, la transferencia del punto de referencia anterior facilita la disposición del grupo incisivo con la inclinación vestíbulo-lingual deseada.
Su construcción será precisa, rígida y de material no corrosivo. Las partes móviles deben resistir el desgaste. Será necesario poder efectuar los ajustes con libertad y fijarlos de forma definitiva.
Su diseño garantizará una distancia adecuada entre los miembros superior e inferior, sin obstaculizar la visión de la parte posterior. El articulador debe ser estable sobre la mesa de trabajo y no resultar voluminoso ni pesado.
La mesa de la guía incisal puede ser una plataforma metálica ajustable en el plano frontal y sagital (ej.: Dentatus); o una mesa de plástico personalizable con resina autopolimerizable.
Finalmente, el articulador permitirá un ajuste al menos relativamente sencillo de la inclinación de la trayectoria condílea y el ángulo de Bennett (Winkler 1982; Suárez 1999; Forcén 2002a; Departamento de Prótesis Bucofacial U.C.M. 2002).

Los articuladores se pueden clasificar atendiendo a dos criterios:
En función de la posición que ocupan los elementos condilares.
Por la capacidad de ajuste y reproducción de los movimientos condíleos específicos del paciente.

Los primeros, posición que ocupan los elementos condilares, se subdividen en dos grupos principales: Articuladores Arcon (articulated condyle).
Articuladores no Arcon (non articulated condyle).

Los de tipo arcon presentan la cavidad condilar unida a la rama superior del articulador y las esferas condilares en la parte inferior. La disposición de las cavidades y esferas condilares en los no arcon es a la inversa.